PROYECTOS

Con orden y concierto

Cliente: Pareja con dos niños pequeños
Tipología: Vivienda unifamiliar adosada
Superficie: 120m2
Ubicación: Las Matas – Madrid
Año: 2012
Constructora: M&W

Briefing:
El encargo responde a la necesidad de reformar una vivienda unifamiliar con 20 años de antigüedad, para adaptarla al estilo de vida de los nuevos propietarios, una joven pareja con dos niños pequeños. El proyecto requería una actualización en el  diseño de acabados, fríos y ya obsoletos, redistribución de espacios generando una interrelación entre las zonas destinadas a salón, comedor y cocina, incorporación de barandilla en escalera, un incremento en la entrada de luz natural y aumento del espacio de almacenaje.

Propuesta:
Generar espacios permeables entre si, para conseguir una fluidez y comunicación visual, y al mismo tiempo, unificar usos que enfaticen dicha interrelación.

Desarrollo:

Se derribaron tabiques e incorporaron materiales cálidos como la madera en distintas tonalidades ( sustituyendo al antiguo mármol ), para pavimento y acabados de muebles de cocina y almacenaje. De esta manera, se generó un espacio unificado tanto visual como funcionalmente, donde los límites entre las zonas de cocina, comedor y salón aparecen desdibujados; todo está conectado a través de un mismo alzado, donde se incorpora la cocina, un gran bloque de almacenaje, volumen de chimenea, y por último, el jardín.
Se diseñó una barandilla a prueba de niños que no invadiera el espacio visualmente y sirviera como tamiz para la incidencia de luz natural.

  • En el estado anterior a la reforma, la escalera carecía de barandilla, algo esencial para los nuevos propietarios, padres de dos niños pequeños.

    El diseño de la misma trató de ser lo menos invasiva visualmente, y al mismo tiempo, lo más resistente posible.
  • La antigua entrada a la cocina se canceló, manteniendo un hueco con vidrio mate en su lugar, a modo de ventana, para conducir la luz natural hacia el hall.
  • El alzado de chimenea en el salón se integró con el volumen de almacenaje del comedor y cocina, generando una unidad visual.
  • Cocina, comedor y salón conectados entre si; los cambios de material marcan los usos. Blanco-Salón, Madera-Comedor, Blanco+Madera-Cocina.
  • Combinación de almacenaje con espacios abiertos y cerrados.
  • La unión del color blanco y madera genera un ambiente luminoso y cálido a la vez.
  • La mayor parte del espacio de almacenaje se planteó cerrado, para de esta manera poder guardar a discreción todos los juguetes y objetos desperdigados en el momento que fuera necesario.

    Sin embargo, algunos huecos se dejaron abiertos para su uso como estantería, etc..

Estudio de arquitectura interior, decoración y diseño