PROYECTOS

El patio de mi casa

Cliente: Pareja con dos niños pequeños
Tipología: Jardín de chalet adosado
Superficie: 60m2
Ubicación: Madrid
Año: 2010
Constructora: Gefresil

Briefing:
Diseño de jardín en chalet adosado a las afueras de Madrid, lo más cómodo y práctico posible, un espacio que preservara al máximo la intimidad de los propietarios sin resultar completamente cerrado al exterior, con pocos elementos naturales que cuidar, sin plantas trepadoras y sin madera, con espacio para que los niños jugasen sin peligro, zona para tomar el sol, ducha, barbacoa, almacenaje y algo de sombra.

Propuesta:
No renunciar a las ventajas que ofrece vivir rodeado por un pinar y tener acceso directo a las zonas comunes de la urbanización como piscina y parque infantil sin perder intimidad. Buscar elementos agradables propios de jardín que puedan sustituir a la vegetación natural.
Pensar en todos los usuarios de distintas edades y en la posibilidad de que sea un espacio atractivo y útil tanto de día como de noche.

Desarrollo:
Se diseñó todo el espacio formando un juego de pliegues con los distintos materiales que se superponen y entrelazan, creando una continuidad entre los límites horizontales y verticales.Se instaló en el perímetro una valla de chapa estirada perforada blanca de doble efecto según el lado por el que se mira, permitiendo ver el exterior desde dentro y ocultando el interior desde fuera. Un muro con un hueco alto a modo de ventana sirve de separador con la salida a las zonas comunes, dotando de mayor privacidad al jardín particular, sin perder la posibilidad de ver quién entra y quién sale. A su vez, genera una zona de sombra por la tarde, con un banco y un árbol para poder sentarse resguardándose del sol. Gran parte de la superficie se cubrió con césped artificial para crear una pradera por la que el niño pudiese correr, continuando esta por el paramento vertical para dar una sensación visual de mayor amplitud y para que sirviese a su vez de respaldo al sentarse en el suelo.
La iluminación ha sido un punto clave para proporcionar a los usuarios el relax buscado al final del día, resaltando con ella los hitos arquitectónicos y vegetales sutilmente, con un punto escenográfico.

  • Los propietarios deseaban incorporar césped artificial, que no requiriera de cuidados pero si transmitiera una sensación fresca y agradable.
  • Uno de los dos únicos elementos naturales que se introdujeron en el proyecto, cintas de fácil cuidado (con riego automático), cuyo color entra en contraste con el negro del ¨bloque¨ de usos y blanco de fondo.
  • Dada la sencillez del espacio proyectado, los detalles constructivos se cuidaron al máximo
  • Las diferentes tramas de chapa contrastan con la textura del hormigón blanco para generar cierto ritmo visual.
  • El espacio proyectado no resulta únicamente de las formas construidas, si no también de los entramados de luces y sombras
  • La superficie lisa del peto de hormigón se convierte en una red cuando recibe la luz que atraviesa la chapa.
  • Una ¨visera¨ de chapa protege del sol la ducha.
  • La barbacoa, espacio de almacenaje, jardinera y ducha se unifican en un mismo bloque entendido como un gran prisma negro.
  • Al caer el sol, el jardín se ilumina con luces indirectas bajo el banco de madera y ¨visera¨ de chapa, generando un ambiente relajan.
  • La barbacoa, espacio de almacenaje, jardinera y ducha se unifican en un mismo bloque entendido como un gran prisma negro.
  • La iluminación en la visera de chapa genera un evocador juego de luces, sombras y reflejos.

Estudio de arquitectura interior, decoración y diseño