PROYECTOS

Home, sweet(ener), home

Cliente: Pareja sin niños
Tipología: Apartamento
Superficie: 68m2
Ubicación: Madrid ( Alcorcón )
Año: 2012
Constructora: M&W

Briefing:
La vivienda, con alrededor de 40 años de antigüedad, había sido ligeramente reformada anteriormente, sin embargo, sus propietarios deseaban realizar una intervención integral para adaptarla totalmente a su estilo de vida. Deseaban disponer de un espacio diáfano, potenciando la incidencia de luz natural y conectando los distintos usos de la vivienda.

Propuesta:
Unificar el espacio funcional y visualmente; diluyendo los límites entre los diferentes usos de la vivienda.

Desarrollo:
La planta de la vivienda, anteriormente fragmentada en distintas estancias, se unificó incorporando la terraza exterior, aumentando el espacio del salón y derribando los tabiques de separación de la cocina. De esta manera, los límites entre hall, cocina, salón y comedor se eliminan, generando un ambiente homogéneo. Para potenciar la sensación de unidad se incluyó un pavimento continuo, el microcemento, y se pintaron todas las paredes y paramentos verticales, como los muebles de cocina, en color blanco. Los propietarios deseaban ocultar a la vista todos los elementos accesorios o superfluos, por lo que se incluyeron electrodomésticos integrados y grandes frentes de armarios. El resultado es una vivienda extremadamente luminosa, amplia y cómoda, de líneas depuradas, completamente adaptada a la rutina diaria y gustos de sus propietarios.

  • Blanco, madera de roble y microcemento; síntesis de los materiales del proyecto.
  • Al acceder a la vivienda, el hall aparece diluido con el salón y los muebles altos de cocina.

    La zona de fuegos de la cocina se ubicó retranquedada respecto a la entrada a la vivienda, de manera que lo percibido al entrar no fuera la cocina propiamente dicha, si no las puertas blancas de almacenaje.
  • El frigorífico y electrodomésticos integrados permanecen ocultos a la vista.
  • Las grandes puertas blancas ocultan baldas donde se ubicaron, además del almacenaje habitual, los pequeños electrodomésticos de uso diario ( tostador, exprimidor, cafetera, etc )
  • El fregadero se ubicó estratégicamente para pasar lo más desapercibido posible.
  • Se instalaron dos espejos enfrentados, uno en cada extremo de la vivienda; generando de esta manera un efecto óptico de continuidad.
  • Los frentes de los armarios de cocina se reflejan en el espejo emulando un cuadro.
  • Uno de los pilares de la vivienda se recreció para alojar la tv y equipo de audio a una cara, y hueco de almacenaje a otra.
  • Uno de los dos espejos incorporados para multiplicar el espacio visualmente.
  • La iluminación en clave baja genera un ambiente relajado.
  • Elementos de madera de roble macizo para aportar calidez al espacio.
  • El rociador de la ducha, con luz incorporada.

Estudio de arquitectura interior, decoración y diseño